lunes, 7 de julio de 2008

La pobreza

En el blog amigo de Nanopoder surgió el dís de ayer en un post dedicado a las retenciones el tema de la pobreza y la redistribución.
Yo participé, como lo hago en el blog varias veces, y dí mi punto de vista.
Para mí, tomando que la pobreza es el estado natural del hombre desde su punto de vista antropológico no familiar, ésta se resuelve por medio de la creación de riqueza y no mediante el reparto o la distribución que es la trampa de lo que se suele llamar justicia social.
Los defensores del socialismo sostienen que no todas las personas tienen las mismas posibilidades u oportunidades porque algunas personas nacen en un hogar en donde los padres que han acumulado riquezas de alguna manera se la transmiten a sus hijos, de lo cual se deriva que estas personas nacen con las necesidades básicas satisfechas. Eso es cierto, pero es algo que puede cambiar de un día para el otro. El socialismo siempre intentó modificar la naturaleza humana y nunca la aceptó tal como es, ese es su principal problema. De hecho, el ejemplo que di anteriormente se deriva de lo que dije al principio.
Continuando con sus argumentos, los socialistas suponenen que el gobierno debe sacar a la gente de la pobreza, nada más ridículo que eso. Si bien el gobierno, en determinadas circunstancias, puede desarrollar planes que ayuden a gente necesitada en un contexto desfavorable (graves crisis económicas, etc), esto nunca va a acabar la pobreza en sí porque no es el método para salir de la misma. Por ejemplo, imagínense Brasil, que es un país que tiene más de 70 millones de personas en extrema pobreza. ¿Alguien se puede impaginar al gobierno brasileño desarrollando un plan que definitivammente termine con la pobreza en cada una de esas personas?. Suena ilógico e irrealizable. Por eso mismo, los gobiernos deben garantizar un marco para desarrollar la riqueza, que es lo que permite salir de la pobreza.
Pero mientras sigamos creyendo que la riqueza es mala y que hay que distribuír la plata de los que hacen riqueza para otorgársela a los que no tienen, como consecuencia vamos a terminar con la riqueza existente y aumentar más la pobreza, cuando en realidad hay que hacer lo contrario.

4 comentarios:

Fantômas dijo...

Te invito a darte una vuelta por mi blog, creo que te puede llegar a interesar.

Sin compromiso.

fantasmavelez.blogspot.com
Descarga Música mediante Rapidshare

Un abrazo.

Darío dijo...

fantomas, ya puse un comentario en tu blog. Gracias.
Si querés poné algo en el post del día 3 de Julio, ahí se habla de música.
Saludos.

Coki dijo...

Dario, coincido de base con lo que decís pero, a la vez, creo que el mercado no asigna adecuadamente la riqueza en forma automática.
Mirá el caso de Chile: creció envidiablemente en los últimos años, hizo las cosas "bien" de acuerdo a lo que vos y yo pensamos y sigue teniendo el segundo peor Gini de Latinoamérica.
Coincido en que hay que dejar de pensar a la riqueza como algo malo y que el Estado debe generar condiciones para la inversión.
Ahora, a la par de eso, creo que aun debe tener un rol activo importante en un país como este: garantizar alimentación, educación, etc. para que se minimice la cantidad de excluídos de la riqueza generada.

Darío dijo...

Si Coki pero nada más que eso. Regular los mercados no es tarea del Estado.