jueves, 24 de julio de 2008

Voracidad fiscal

Ayer salió otra noticia para nada alentadora, https://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1032741, el gobierno de la provincia de Buenos Aires aumentaría los impuestos a industrias y comercios.
Bajo esta medida, el felpudo panqueque que tiene lamentablemente la provincia como gobernador, Scioli, busca recaudar cerca de $900 millones más.
Desde ya que la Argentina es uno de loa países de América Latina con mayor presión tributaria, esta medida, más allá de acariciar la filosofía que acredita a papá State a intrometerse y manejar la vida de los individuos, tendrá un efecto totalmente negativo en la provincia ya que los comerciantes (y es lógico que lo hagan) van a tratar de compensar este aumento de impuestos mediante la suba de precios (como si no hubiera demasiada inflación para tolerar otros aumetnos), y, como consecuencia, la gente perderá cada vez más poder adquisitivo si es que decide seguir comprando o, por el contrario, la gente dejará de consumir y los comerciantes entrarían en una situación caótica. Lindo efecto el de don Scioli.
En la Capital Federal la cosa no cambia demasiado. El nuevo jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que entre promesas van promesas vienen durante su campaña prometió no aumentar los impuestos (incluso sugería bajarlos); también se convirtió en un terrible depredador fiscal con el objetivo de "cerrar bien las cuentas". Para lograr este fin, aumentó el Abl, las patentes y ahora parece que se viene un nuevo aumento de tarifas en los peajes de la Capital.
Yo me pregunto, ¿acaso estos burócratas no saben que esos impuestos que según ellos es para que les cierren bien las cuentas, aunque la realidad indica que son para agrandar sus respectivas burocracias, salen de los bolsillos de los cuidadanos?.
Si Scioli y Macri lo saben, porque no creo que sean tontos, entonces que se cuiden en sus acciones. Lo digo por lo menos si en las próximas elecciones (si es que se presentan a alguna) desean asegurarse aunque sea el voto de sus familiares.

6 comentarios:

Kent Brockman, The Punisher dijo...

Si me permitís, yo sacaría la palabra Nuevo cuando dice un nuevo aumento en las tarifas de los peajes, porque da la sensación que ya hubo un aumento y no aumentan hace mucho, es más, hace como 15 años costaba $3 y se decidió bajar a $2.

Al margen, los aumentos de Rentas no me parecieron tan "alarmantes", considerando que pago lo mismo de monotributo por 1 mes que de Rentas Anual. A mi me gustó el aumento porque yo pagaba más en Villa Crespo que un newrich en Pto. Madero.

Sí me parece un poco abusivo el aumento a los ingresos brutos, aunque yo no lo pague por ser profesional con domicilio en capital.

Darío dijo...

Kent, a mi me parece un abuso cualquier aumento de impuestos.
Si en tu caso en Villa Crespo pagabas más que en Pto Madero, me parece descabellado y coincido con vos pero no tendrían ningún justificativo para aumentarte a vos que vivís en Villa Crespo, en todo caso se hubiesen ajustado mejor sin necesidad de aumentarle a los que estaban desfavorecidos.
El problema son los aumetnos en sí, más allá de las desproporciones.

Kent Brockman, The Punisher dijo...

Yo creo que acá es donde juega en contra la ideosincracia argentina. Al ciudadano promedio le duele que le aumenten tanto un 5% como un 200%. A lo sumo te putean más con el 200%, pero es un tema de costumbre.

Como generarías mucho descontento subiendo ciertos impuestos de a poco, lo mejor es hacerlo de golpe. Mientras que los precios subieron un 200% en los últimos 6 años y medio, varios impuestos siguieron igual y los suben ahora de golpe. Nomás hacen lo que tienen que hacer de una forma no muy estratégica porque acá la estrategia no sirve ni para jugar al TEG; nunca falta el que juega a los fichines al Daytona y va de contramano para chocar a los contrincantes.

Estoy sumamente en contra de un impuesto a ingreso, sea el que sea.

Una cosa es actualizar un valor de propiedad (mueble o inmueble) o subir los precios de productos, y otra cosa es aumentar una tasa medida en porcentaje de ingreso de capital, porque se supone que la reactivación es lo que genera mayor ingreso por mayor movimiento de dinero.

Ejemplifico:

Si antes ganaba 1000 y ahora gano 2000 y el impuesto a los ingresos brutos es del 2%, antes aportaba 20 y ahora aporto 40. No tiene sentido subirla porque ya estoy aportando más porque produzco más. En este caso me parece inadmisible. Menos que menos en la provincia de Buenos Aires, cuna de la delincuencia expandida cual plaga de ratas, empresa gigante de venta de drogas y el lugar más grande de empleados públicos que se rascan el ojete a dos manos.

No estoy a favor de los aumentos, pero hay que reconocer una realidad, si la moneda se devaluó y los precios se modificaron hasta llegar al nuevo valor de la moneda, es imposible seguir pensando que muchos impuestos como Rentas, ABL, o gastos como los peajes tendrían que seguir en el mismo valor.

No me gusta ser partidario de buscarle el error a los demás donde no lo hay ni tampoco defender lo indefendible. Si está mal que suban Rentas o los peajes habría que mandar a matar a los empleados de las cabinas de peajes por exigir un aumento salarial con el que ganan más de lo que gana un médico, o mandar a la horca a la cantidad de ratas inmundas que laburan de empleados del estado y provocan el déficit en Rentas.

Si fuera por mi, fuego a todos.

Darío dijo...

Para mí ningún aumento es bueno y lo vuelvo a repetir ya que siempre generan una baja en el poder adquisitivo.
Por otro lado, lo de los inmuebles y el Abl no es más que una medida recaudatoria que no tiene que ver con los valores desactualizados porque justamente se aumentó el Abl cuando Telerman empezó a gastar indiscriminadamente y los legisladores de Macri apoyaron el aumento en lugar de frenar a Telerman en sus gastos en el debido momento.
Todo se relaciona con la idea del post, el fin es recaudatorio.

Iván dijo...

Todos los impuestos son malos y lamentables como decís. Pero ojo, no hay que caer en las ideas progresistas de que juanito porque tiene mucha plata debe ser robado mucho más que pedrito que no hace tanta. Si las personas hacen su dinero en buena ley no hay porque sacarle su dinero ni proclamar la "injusticia" de que pague los mismos impuestos que otra que hace menos.

Macri y scioli son dos ineptos que no pueden hacer nada. En particular el primero que aumentó brutalmente el ABL, ahora se endeuda afuera, y usa la plata para aumentarse sus sueldos. Son todos una lacra.

Darío dijo...

Por eso mismo Iván, no se le pueden aumentar impuestos a nadie y deben ser proporcionales, no progresivos ni regresivos.
Todos somos iguales ante la ley (o deberíamos serlo).